La conciencia actual

El modelo de vida humana actual lo representa su economía. Una economía que se basa en el comercio del trabajo y bienes entre individuos y grupos, a través del valor numérico que se denomina moneda, que se da a los elementos de intercambio y que a su vez es otro elemento de intercambio, en forma de números grabados en un soporte físico. Todo ello con el objetivo de lograr ganar mayor valor moneda en el intercambio, que confiere mayor poder y privilegios dentro de la sociedad.

Este modelo de economía implica que los elementos de intercambio: el trabajo, los bienes y el valor moneda; son propiedad de alguien, porque es imprescindible que la gente posea esos elementos para intercambiarlos por otros. En caso contrario no hay nada que cambiar porque no se tiene nada.

Descrito lo anterior, los principios de la economía son:

1.- La propiedad, que es la posesión exclusiva de cosas. Es un concepto que procede de la necesidad primaria humana de cosas esenciales para su vida, que siendo escasas e insuficientes para todos, los individuos pelean por tenerlas, por poseerlas. Cuando hay para todos no hay necesidad de poseer las cosas.

Luego la propiedad es un sentimiento de necesidad, que es una emoción.

2.- La moneda, que es un valor de intercambio subjetivo. Su valor lo determina la percepción emocional e imaginaria que se tiene de las cosas, cuanto mayor es el estímulo imaginario de algo, mayor es su valor.

Luego el valor ‘moneda’ es una emoción

3.- El intercambio, cuyo objetivo es ganar poder y privilegios sobre el resto de seres humanos, una emoción que busca sentirse únicamente bien, el simple sentimiento de estar lo más lejos posible de las dificultades que otras personas sufren.

En conclusión, los seres humanos en su mayoría no tienen desarrollado el pensamiento racional y se mueven por los instintos más básicos. Su economía que es en esencia su modelo de vida, es la prueba.

La conciencia humana está en un estado salvaje e irracional, su forma de subsistencia muestra que su conciencia del mundo está basada en sus emociones primarias.

La espiritualidad que también forma parte de la vida humana, no es algo distinto, sino la extensión de la misma conciencia en el plano de lo metafísico. Los únicos parámetros conceptuales que tienen presencia para explorar la dimensión de lo que nos transciende, son las emociones, y así tenemos las interpretaciones más artificiales y alejadas de los fenómenos del universo. Con la empatía humana hacia lo que sienten otros humanos, trasladada al universo y viceversa, el universo transformado en lo humano teniendo empatía por la humanidad.

Las emociones nos dicen el camino a tomar para vivir, pero no son la realidad por la que tenemos que caminar.

Un mensaje a los nuevos “Teóricos de la Conspiración”

James Corbett dando la bienvenida a los recién llegados al mundo de la conspiranoia y compartiendo píldoras de sabiduría tras década y pico en esos lares. Imperdible.
Así que, es el 2020 y has caído en la madriguera del conejo. Desorientador, ¿no? Bueno, no te preocupes: no estás solo. En esta edición especial de The Corbett Report, James Corbett da la bienvenida a todos los recién llegados a la comunidad y les da algunos consejos y sugerencias que ha aprendido en el camino sobre cómo navegar en este mundo de mentiras y encubrimientos.